Feliz día del gamer, un análisis a su cosmología en el Perú

Hoy es el día del gamer a nivel mundial, pero considero que es el primer día que realmente se celebra en el Perú (o tal vez solo en Lima). Hace un año, a semanas de empezar el doctorado en periodismo y videojuegos en Madrid, analizaba con mucha pena el poco interés del país hacia los juegos, vistos solo como un pasatiempo e incluso pérdida de tiempo, pero hoy puedo afirmar que la cosmología gamer del Perú ha evolucionado.

Hay una diferencia significativa en el 2017, cambios muy importantes en nuestro mercado gamer, la inversión y apuesta de empresas es un factor muy valioso para nuestra sociedad. Ahora vemos como Lenovo auspicia a un equipo de Dota2 y ¿Qué sucedió? El Perú fue el único país de latinoamérica en llegar a The International tras la exitosa participación del equipo Infamous en China, un equipo que cuenta con una gaming house y un coach para lograr el máximo desarrollo de los miembros del equipo de un eSport o ciberdeporte. No en vano el comité olímpico evalúa la posibilidad de incluir a los videojuegos dentro de las categorías deportivas, por tanto, una medalla olímpica en Dota ya no sería una ilusión.

También debo mencionar a HP con el desarrollo de The Final Match en el coliseo Dibós, evento en el cual todos los seguidores de Dota2 conocieron a los mejores del mundo en un torneo del mejor nivel del videojuego.

Hace unas semanas recuerdo leer una revista de artículos electrónicos y ambas empresas invirtieron en páginas completas para la publicidad de sus artículos para gamers. Algo que yo ya veía como imposible en Perú.

Aún más sorprendente fue asistir la semana pasada a una exposición de videojuegos peruanos dentro del Ministerio de Cultura, un evento que reunió a miles de personas que incluso llegaron a esperar más de una hora para ingresar y poder apreciar la industria nacional del universo gamer.

Pero lo que más me sorprende y alegra es ver que las instituciones educativas también notaron ya la importancia de los videojuegos en la sociedad actual, no solo como entretenimiento sino como un modelo de educación y futuro laboral. Ahora dicto un curso sobre la historia de los videojuegos en un aula en la que en lugar de computadoras cuento con PlayStation4, Xbox One y Wii U, nunca pensé que llegaría este día.

El sábado pasado Zegel Ipae realizó la final de su torneo interescolar de Dota2 y PES 2017, en el cual participaron más de 800 colegios y los ganadores, aparte de obtener un premio económico, ganaron becas de estudio para el primer año. Ya no se trata de un simple juego sino de un modelo de inversión en la educación, una nueva nueva forma de salir adelante.

Muchas veces me saludan por el día del periodista o por el día del maestro, pero no sería ninguno de ellos si no hubiera decidido dedicarme a los videojuegos en el penúltimo ciclo de mi carrera universitaria, antes que cualquier otra profesión, soy gamer. Feliz día.