South Park: The Fractured but Whole

La irreverencia de Matt Stone y Trey Parker está de vuelta a través de los revoltosos niños de South Park, quienes esta vez son parte de una singular parodia jugable de las millonarias franquicias de super héroes emblemáticos de gigantes como Marvel y DC Comics.

Llegué a casa con el juego bajo el brazo, lleno de expectativas luego del genial “The Stick of Truth”, juego donde Eric Cartman, Kyle Broflovski , Stan Marsh y compañía se envolvían en una intensa y divertida aventura que parodiaba la franquicia del Señor de los Anillos. Esta vez, los niños del quinto grado nos regalan esta secuela . El juego, de acción semi RPG, se desarrolla en torno al niño nuevo en South Park, el cual ni siquiera tiene nombre y que por cierto, no habla. Esta vez, dejamos de ser un paladín o un ladrón para transformarnos en un súper héroe que batallará en el bando de “The Coon”, el alter ego heróico de Erick Cartman, quien busca rescatar nada menos que a un gato perdido para empezar su franquicia de películas y series con los 100 dólares de recompesa.
El juego, que vio la luz de manera oficial el pasado 17 de octubre es compatible con la PS4, la Xbox One y con Microsoft Windows y trae varias novedades con respecto a la primera entrega: ahora tendremos que reunir amigos en “Coonstagram” (la parodia es más que obvia), lo cual nos permitirá subir de nivel a nuestro personaje, al igual que el cumplimiento de otras misiones. Otra de las novedades es que aquí podremos fabricar nuestros propios objetos como consumibles, potenciadores y una gran cantidad de trajes para nuestro súper héroe. ‘

Otra gran diferencia es que aquí no solo nos quedaremos con una sola “clase” de héroe, sino que podremos optar por ampliar nuestras habilidades y poderes conforme avance el juego y mezclar estas habilidades de acuerdo a los combates y nuestras preferencias. El sistema de peleas también ha experimentado un cambio bastante llamativo: ahora los golpes y habilidades especiales tienen un alcance, es decir, tendremos que calcularlas utilizando espacios sombreados. Esto puede parecer una desventaja al principio; sin embargo, no lo es: hay habilidades que pueden afectar a dos o más rivales sin llegar a ser un especial, además contamos con una gama mucho más amplia de compañeros que nos ayudarán en las peleas con sus simpáticas habilidades.

Otro cambio es la interface del menú del videojuego, pasando de una pantalla bastante animada decolores a un diseño un poco más sobrio. Esto sucede porque los niños utilizan sus celulares como soporte de las misiones. Las invocaciones también están de vuelta y si te divertías yendo al baño en “the Stick of Truth”, aquí esa experiencia será mucho más complicada que la anterior, desplegándose un minijuego que debemos superar cada vez que encontremos un inodoro. Las misiones alternas y los objetivos secundarios también han sido incluidos en el juego.

El mapa también nos ofrecerá una gran cantidad de secretos que iremos desbloqueando conforme avanza la historia, que promete regalarnos varias horas de entretenimiento. South Park: “The Fractured but Whole” está ya a la venta y su costo oscila entre los 165 y los 200 soles, de acuerdo a la tienda donde vayamos a adquirirlo. Algunas versiones traen de regalo.

“The Stick of Truth” para ser jugado en nuestras consolas y poder revivir toda esta irreverente, divertida y colorida aventura.